Hidroxiapatita Cálcica

¿Qué es la Hidroxiapatita Cálcica?

Es una sustancia natural que se encuentra en nuestro cuerpo dando elasticidad y firmeza a nuestra piel, pero que a medida que vamos avanzando en edad, esta sustancia va disminuyendo. Se utiliza como relleno reabsorbible que se infiltra en zonas especificas para dar mas volumen y un aspecto rejuvenecido a nuestra cara. Las zonas donde se suele infiltrar son pómulos, surcos nasogenianos, líneas de marioneta, mentón, arco mandibular. Su resultado es inmediato y tiene una larga duración de hasta 1 año. Los productos que utilizamos en nuestra clínica, tienen además otro componente que es la carboximetil celulosa, la cual tiene una acción potente de estimulación de la producción del colágeno, por lo que además del resultado inmediato del relleno, se puede esperar un efecto a medida que pasa el tiempo de mayor firmeza, elasticidad y tensión en la piel de nuestra cara.

Se realiza una visita gratuita y sin compromiso para realizar la evaluación del paciente y resolución de dudas.

La cita del tratamiento tiene una duración de aproximadamente 30 minutos y tras una historia clínica y la firma del consentimiento informado, se procede con los siguientes pasos:

  • Se tumba al paciente y se coloca una diadema.
  • Se desinfecta la zona.
  • Se infiltra una pequeña cantidad de anestesia local en el punto de entrada de la cánula.
  • Se realiza la infiltración hidroxiapatita cálcica mediante una cánula fina, de una forma retrógrada y/o en abanico.
  • Pequeño masaje para acomodar y moldear el producto.

Durante los siguientes días, la zona puede estar enrojecida e hinchada y puedes notar alguna ligera molestia, todo desaparecerá en pocas horas o días. Debes mantener una buena higiene facial durante los días siguientes, evitando tocarte la zona de forma innecesaria. En las primeras 48 horas, lo ideal es que evites hacer ejercicios o entrar en saunas o baños turcos. Si llega a aparecer algún hematoma, evita tomar el sol o rayos UVA mientras no se haya reabsorbido el hematoma.

  • Embarazo y lactancia.
  • Enfermedades sistémicas y patología autoinmune.
  • Alteraciones en la coagulación o si se esta tomando alguna medicación que retrase la coagulación.
  • Enfermedad infecciosa actual.
SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies